Salsa bechamel

La mejor salsa bechamel muy cremosa

La salsa bechamel es una de las salsas más populares, una salsa que tiene una larga tradición y que es popular para guarnecer platos de todo tipo. Esta es una de esas recetas que hay que saber hacer, así que aprovecha y sigue nuestras consejos.

Una salsa que todo el mundo conoce y que merece la pena saber hacer es la bechamel. Aquí tienes las instrucciones paso a paso para hacer una deliciosa y cremosa bechamel.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de margarina,
  • nuez moscada,
  • 2 tazas de leche,
  • 5 cucharadas de harina,
  • 4 huevos,
  • pimienta negra molida al gusto,
  • sal al gusto

Preparación

  1. En una sartén mediana a fuego alto ponemos a derretir la margarina. Cuando esta ya se derritió bajamos el fuego.
  2. Añadimos la harina y con una pala de madera movemos muy bien hasta que se haga una especie de pasta.
  3. Ponemos la leche en la sartén sin dejar de mover para que se mezcle perfectamente hasta que no nos quede grumo alguno. Ahora es tiempo de incorporar la mitad de una cucharita de nuez moscada y seguimos mezclando.
  4. Rociamos pimienta al gusto y sal, vamos a seguir meneando y probamos que tal está de sal. Pasados unos minutos apagamos el fuego y seguimos moviendo. Vamos a añadir las yemas de huevo, nos daremos cuenta de que esto ya está cuajando. No se olviden de seguir meneando. Comprueba nuevamente la sal.
  5. Una vez hecho esto ya tendremos lista nuestra exquisita salsa bechamel.
  6. Danos tu consejo en los comentarios y si te ha gustado ayúdanos compartiendo. Muchas gracias y nos vemos como siempre en otra receta.

Consejos para hacer la mejor salsa bechamel

  • Utiliza  siempre suficiente mantequilla para cubrir la harina y evitar que se formen grumos. Sin embargo, no utilices demasiada, ya que la grasa puede separarse de la salsa y crear una salsa muy aceitosa (si esto sucede, simplemente haz una papilla de leche y harina y bátelo en la salsa. Esto debería salvarlo).
  • El uso de leche tibia evitará que se formen grumos y hará que la salsa sea sedosa.
  • Ten siempre a mano un batidor. De vez en cuando utilizando una cuchara de madera para desmenuzar la salsa (normalmente al añadir el queso), pero el batidor ayuda a que no se mezclen los grumos y a que el condimento se distribuya uniformemente. Raspo el fondo de la sartén con la cuchara de madera para asegurarme de que todo se incorpore. Y si quieres convertir la bechamel en una salsa de queso, retira la sartén del fuego y añade el queso. Si la salsa se cocina después de añadir el queso, se separará y la salsa quedará granulada.
  • ¿Qué pasa si la salsa sigue teniendo grumos? Si siguen apareciendo grumos después de batir y batir y batir, utiliza una batidora de varillas o pásela a una batidora normal y bátela. Todos metemos la pata en la cocina y ¿de qué sirven los aparatos elegantes si no los usamos? Nadie sabrá que su salsa no era suave como la seda para empezar. Te lo prometo.
Subir

Utilizamos cookies para mejorar tu navegación Más información